Hannes Meyer, segundo director y la visión social de la Bauhaus

Más información

Hans Emil Meyer Hans Emil Meyer

Hans Emil Meyer, (Basilea, Suiza, 18 de noviembre de 1889 - Lugano, Suiza,  1954), conocido como Hannes Meyer, Fue un arquitecto y urbanista conocido por ser el segundo director de la escuela de la Bauhaus entre 1928 y 1930.

Nació en una familia de arquitectos, y durante su juventud trabajó como dibujante en Basilea, para posteriormente estudiar en Berlín en 1909. Meyer recibió la típica formación de taller de la época, al igual que le ocurrió a Le Corbusier o Mies van der Rohe. Durante formación estudió distintos cursos de cooperativismo, tal como el proyecto de las ciudades jardín de Ebenezer Howard. Estos proyectos le llamaron especialmente la atención, debido a la solución que planteaban para poder mejorar las condiciones de vida de los trabajadores.

Antes de incorporarse a la Bauhaus, Meyer poseía una trayectoria significativa, gracias a proyectos como la Petersschule, el palacio de la sociedad de las naciones unidas, o los laboratorios Meyer/ Witter, junto a su socio Hans Witter. Esta trayectoria sorprendió a Walter Gropius cuando se conocieron en la inauguración de la escuela de Dessau en primavera de 1927, y poco tiempo después, el propio Gropius le propuso dirigir la sección de arquitectura de la escuela. Su carácter competitivo, su competencia profesional y entusiasmo le valió para destacar sobre el resto de candidatos.

En su primera época en la Bauhaus, de 1927 a 1928, dirigió distintas clases sobre cuestiones generales acerca de la arquitectura acerca de la organización constructiva, así como el estudio de la arquitectura a través de los planos. Métodos de enseñanza que aplicaría también su compañero Hans Witter, que también se incorporó a la escuela, y el cual dirigió el departamento de arquitectura mientras Hannes era el director de la Bauhaus. Apenas año y medio después, Walter Gropius le encargó la dirección de la escuela en 1928, tras el rechazo del puesto de Mies Van De Rohe

En 1929 su relación extramatrimonial con la alumna Lotte Stam-Beese, llevó a la alumna a dejar la Bauhaus, y poniendo a Meyer en el punto de mira del profesorado, un apéndice más a la lista de motivos por los que el suizo se tuvo que dejar la dirección de la escuela.

Es presionado para abandonar su cargo en 1930, en parte por sus ideas relacionadas con el comunismo y el recelo  que estas ideas generaba con las autoridades de Dessau, y por otra parte la disconformidad del profesorado y del propio Walter Gropius con sus metodologías de enseñanza y dirección de la escuela, de carácter social, y menos centrado en la cuestión artística. Esto también le llevó a abandonar Alemania en el mismo año, y emigrar a Moscú, donde en un principio no sería discriminado por sus ideas, por lo que partió con algunos alumnos que también fueron expulsados de la escuela y se establecieron ahí, donde realizaron el Primer Plan Quinquenal de Stalin (1928-1932).

Durante este periodo en la unión soviética, estrechó lazos con Lena Bergner, quien fue alumna de la Bauhaus desde 1926 hasta 1929, alumna de Josef Albers, Wassily Kandinsky y Joost Schmidt. Lena viajó a Moscú con Meyer, con quien se casaría en 1937, hasta el final de sus días.

Pero este recibimiento de la Unión Soviética no duró mucho tiempo, ya que Stalin aplicó una política de puertas cerradas a todo aquello que proviniera del exterior, lo que de nuevo le llevó a tener tensiones con las autoridades de la ciudad en la que ejercía. No obstante, se le permitió tener un puesto en la universidad de Moscú como profesor en el Instituto de Arquitectura y Construcción hasta 1937, año en que volvería a suiza, y donde se instalaría hasta 1939.

Volvió a emigrar en 1938, cuando recibió una invitación Lázaro Cárdenas, presidente de México, para trabajar con la administración pública. Allí  ejerció para múltiples organismos públicos, y realizando diferentes proyectos que compaginaba con su vida docente, ya que también fue el Director del Instituto Politécnico Nacional de México, así como director de Escuela de Planificación y Urbanismo y Director del Departamento de la Vivienda Obrera en distintas etapas de su estancia en el país. No tardó en volver a tener problemas con el gobierno por sus ideas, que le costaron sus cargos de director y docencia en la universidad de México.

Finalmente volvió  a suiza en 1949, instalándose en Crossifisso, donde vivió hasta su fallecimiento en 1954, debido a complicaciones de salud.

Categorías

Prev
Prev

Nuestra selección